Conocemos incontables ejemplo de políticos que utilizan cuentas bancarias en jurisdicciones secretas para ocultar activos robados. El ex líder nigeriano Sani Abacha eligió Francia, Jersey y el Reino Unido, mientras que el ucraniano Victor Yanukovych parece preferir Austria y Suiza. El nuevo sistema automático de intercambio compilaría mucha información que podría realmente impulsar investigaciones sobre corrupción y malversaciones públicas y detener el desfalco antes de que sea demasiado tarde. Juntar las piezas de una malversación pública a gran escala es un proceso que toma años y resulta obstaculizado en gran medida por la falta de acceso a la información

Pero hay un problema relativo a este nuevo exceso de información: la corrupción sobrepasará los límites.

En lugar de dejar a los gobiernos utilizar la información para rastrear e investigar la corrupción, el intercambio de información financiera solo estará disponible para asuntos relacionados con los impuestos y se compartirá entre las “autoridades competentes” nacionales. La restricción de uso de la información para investigar la corrupción es desconcertante y debe reverse.

¿Qué sucede a partir de ahora?

Señalar las debilidades de un nuevo sistema es solo la mitad de la ecuación. Es igual de importante indicar también las soluciones. Si desea leer más sobre el sistema de intercambio automático del G20/OCDE y qué puede hacerse para mejorarlo, consulte el informe de Christian Aid Information for the Nations. También puede observar esta infografía sobre por qué es vital un lapso de tiempo de no reciprocidad para garantizar que los países en desarrollo sean incluidos en el sistema. 

Reparar el marco actual es clave, pero tiene más sentido que las normas mundiales realmente se dicten en foros mundiales, es por eso que pensamos que la ONU debe promover el Comité de Expertos sobre Cooperación Internacional en Cuestiones de Tributación de las Naciones Unidas al estatus de organismo intergubernamental universal. Esto le daría el respaldo político y financiero necesario para poder servir al proceso mundial de establecimiento de normas. Abogamos por su creación en julio, durante la Tercera Conferencia Internacional sobre Financiamiento para el Desarrollo. Aunque el organismo tributario no formó parte de la declaración final, el tema de garantizar que todos los países tengan un lugar en la mesa no desaparecerá. Puede saber más sobre transparencia financiera, flujos financieros ilícitos y el secretismo que ayuda a mantener el sistema en marcha aquí

Para averiguar más sobre este proyecto, saber cómo recabamos nuestra información y armamos las gráficas o ponerse en contacto visite nuestra página Sobre el proyecto